Dieta Adecuada Para la Practica del Yoga

<h2>Una dieta adecuada es uno de los 5 puntos fundamentales del Yoga.Una dieta adecuada es uno de los 5 puntos fundamentales del Yoga.

La dieta yóguica es vegetariana, la conforman los alimentos puros, simples y naturales los cuales se digieren facilmente y promueven la salud. Los requerimientos nutricionales se dividen en cinco categorías: proteínas, carbohidratos, minerales, grasas y vitaminas.

Cual es el balance perfecto?

Para conseguir un balance perfecto debemos saber que comer alimentos recién cosechados, frescos, provenientes de la naturaleza, que crecen en tierras fértiles (preferentemente orgánicos, libres de químicos y pesticidas), nos ayudan a tener un mejor aporte de estas necesidades nutricionales. El procesar, refinar y cocinar en exceso, destruye la mayor parte del valor de los alimentos.

En la naturaleza existe algo llamado “ciclo alimenticio” o “cadena alimenticia”. El sol es la fuente de energía para toda la vida en nuestro planeta, nutre las plantas (el vértice de la cadena alimenticia) las cuales las ingieren animales vegetarianos, los que luego son comidos por otros animales carnívoros. Los alimentos que se hayan en el vértice de la cadena alimenticia, al ser nutridos directamente por el sol, tienen las mayores propiedades para promover la vida.

El valor alimenticio de la carne como fuente nutritiva se conoce como “de segunda mano”, y es de inferior calidad en la naturaleza. Todos los alimentos naturales (frutas, vegetales, semillas, frutos secos y granos) tienen, en distintas proporciones, estos nutrientes esenciales. Como fuente de proteína son fácilmente asimilables por el organismo.

Sin embargo, los alimentos de “segunda mano” son más difíciles para digerir y son de menor valor para el metabolismo del cuerpo.

Mucha gente mide constantemente la ingesta de proteína, pero dejan de lado otros factores. La calidad de la proteína es más importante que la cantidad. Los productos lácteos, legumbres, frutos secos y semillas proveen al vegetariano con la ingesta adecuada de proteína.

Debemos lograr comprender que el propósito de comer es suministrar a nuestro organismo fuerza vital o Prana, que es la energía vital para la vida.

El mejor plan nutricional para un estudiante de Yoga es la dieta simple con alimentos naturales y frescos. “Come para vivir, no vivas para comer”.

De todas formas, la verdadera dieta yóguica es aún más selectiva. El Yogui se preocupa por el efecto sutil que los alimentos tienen sobre su mente y su cuerpo astral. Por lo tanto evita alimentos que son muy estimulantes, prefiriendo aquellos que dejan su mente en calma y el intelecto agudo.

Quien siga seriamente el camino de Yoga deberá evitar la ingesta de carnes, pescado, huevos, cebollas, ajo, café, té (excepto de hierbas), alcohol y drogas.

Cualquier cambio en la dieta debe hacerse en forma gradual. Comienza sustituyendo cada vez más grandes porciones de vegetales, granos, semillas y frutos secos, hasta que finalmente todas las carnes se hayan eliminado de la dieta.

La dieta yóguica te ayudará a alcanzar un nivel saludable más elevado y serenidad mental.

Iyengar Yoga

El yoga ha sido definido como: “la ciencia del ser humano”

Leave a Reply